lunes, 13 de octubre de 2014

Desde mi ermita: Retiro en Barnezabal

'Selfie' en la ermita de las mercedarias. Feliz.







Acabo de llegar de un retiro solitario de tres días en la estupenda casa de espiritualidad Barnezabal que las mercedarias misioneras tienen en Berriz y me gustaría comentar algunas de mis impresiones antes de que las buenas sensaciones se diluyan.

Lo primero es insistir de nuevo en lo saludable y placentero que es dedicarnos tiempo a nosotras mismas. En otra entrada hablaré de las bondades de 'Barnezabal. De hecho, tres días de retiro dan pie a muchas reflexiones.

Prosigo: las mujeres hemos sido educadas para darnos a los demás e invertir en nosotras nos cuesta mucho. Y cuando lo hacemos suele ser “para algo”, sea para reponer fuerzas, sanar de alguna dolencia u ordenar ideas.

Sin embargo, se suele aconsejar que, cuando nos apartamos de lo cotidiano para ‘entrar’ en nosotras mismas lo hagamos sin una idea ni propósito. A ver qué sale.

Lo mismo: cuando practicamos la atención plena, conviene alejar cualquier expectativa, recordemos que no hay que juzgar. Así es imposible quedar defraudada. Y esto es muy importante en una cuestión como el autoconocimiento, que es una carrera de distancia infinita...

(Para las que penseis: "Tú que tienes tiempo para esas cosas", próximamente os hablaré de cómo sacarle partido a las horas. Este es uno de los temas que salió allí)


Clica para visitar mi blog Kiribil Coaching

No hay comentarios:

Publicar un comentario