sábado, 21 de marzo de 2015

Sabiduría de mujer


Meteoro en el cielo del desierto
Meteoro en el cielo del desierto de Mojave.




En mi otro blog, Kiribil Coaching, comento mis impresiones sobre la película ‘Alma Salvaje’, la peripecia vital de búsqueda de sí misma de la joven (hoy ya no tanto) estadounidense Cheryl Strayed mediante una travesía de 1.600 kilómetros por el desierto de Mojave.

El viaje se inicia tras la muerte de su madre, su divorcio y un período de dependencia de la heroína. Me parece que la película ofrece mucho material para la meditación. 

La meditación no es incompatible con el pensar. Es pensar con más profundidad, como lo es vivir con más relieve. El pensamiento que brota de la meditación surge de la intuición: la voz interna de la sabiduría propia de cada una, la sabiduría universal, tan sutil ella que hay “apagar” los ruidos internos y externos para poder escucharla. Hay que apartar la maraña de pensamientos inanes, parásitos, automáticos para poder sintonizar con la autenticidad.

La protagonista se embarca en una aventura de soledad y silencio que dura más de tres meses. En trayecto se encuentra con sus luces y sus sombras; es testigo de sus temores y de su arrojo; de sus miserias y su grandeza. Abraza su totalidad.

Su vida se convierte en un vivir momento a momento, en el que la curiosidad, la apertura y la aceptación -actitudes básicas de la meditación, recordemos- le acompañan en su caminar.

El camino es siempre metáfora de transformación. En el camino estamos abiertas a la sorpresa, a la dificultad. En el camino nos desprendemos de lo innecesario para seguir adelante más ligeras y para acabar transformadas. Más vivas y fuertes que nunca. Volviendo adonde partimos pero siendo otras. Nuevas por dentro y también por fuera. 

Ese camino se llama simplicidad. Como solía decir el teólogo Javier Garrido, “no hay mística sin ascética”. No hay acceso a las realidades más sublimes sin desprendimiento. Otro día abordaré esto. 

Termino con algunos fragmentos significativos del libro ‘Salvaje’, que Cheryl Strayed escribió tras culminar su gesta y que edita Roca. Yo me lo voy a recomendar para vacaciones: 

  • " Árboles que al principio me habían parecido iguales a cualesquiera otros pasaron a ser tan reconocibles como las caras de viejos amigos entre la multitud, y realizaban con sus ramas gestos que poseían un repentino significado, llamaban con sus hojas como si estas fueran manos identificables".
  • "Ese deseo era un paraje inhóspito y tenía que encontrar el camino para salir del bosque. Tardé cuatro años, siete meses y tres días en conseguirlo. No sabía adónde iba hasta que llegué allí".
  • "(Sobre su madre): Solo después de su muerte tomé conciencia de quién era ella: una fuerza al parecer mágica en el centro de la familia en cuya poderosa órbita girábamos todos invisiblemente".
  • " El temor engendra temor. La fuerza engendra fuerza". 
  • "En los momentos que iban entre mis diversos sufrimientos, reparaba en la belleza que me rodeaba, lo prodigiosas que eran las cosas tanto pequeñas como grandes: el color de una flor del desierto que me rozaba en el sendero o el vasto cielo cuando el sol se desvanecía al otro lado de las montañas.
  • "En los lugares salvajes a los que me había llevado mi descarriada vida había aprendido cosas que antes ignoraba".
  • "La soledad siempre me había parecido un lugar real, como si no fuera un estado, sino más bien un espacio a donde podía retirarme para ser quien de verdad era".
  • "Yo estaba allí. Me sentía como no me había sentido desde hacía tiempo: yo dentro de mí, ocupando mi lugar en la insondable Vía Láctea".
  • " El mundo y sus habitantes me habían abierto los brazos a cada paso".
  • "Es imposible saber por qué ocurre una cosa y no otra. Cuál es la causa de qué. Qué destruye qué. Qué lleva a que unas cosas florezcan o mueran o cambien de rumbo".
  • "Era mi vida: como todas las vidas, misteriosa e irrevocable y sagrada. Tan cercana, tan presente, tan mía. Y qué extraordinario era dejarlo estar".