sábado, 23 de mayo de 2015

Soltar (se)



La aceptación, de la que ya he hablado en una entrada anterior, es el corazón de la atención plena. No podemos estar en el momento presente si tratamos de retener lo que hay en ese instante pues estaremos peleando para conservarlo, con lo cual nos mantendremos en la idea, el pensamiento, la emoción.

La impermanencia es la ley que gobierna todo lo que existe. No hay nada que tengamos la seguridad de poder conservar. Sin embargo, no podemos evitar aferrarnos a todo. Ello responde a una necesidad de control que nos aporta bastante sufrimiento y, desde luego, se opone a la aceptación.

He encontrado este inspirador texto, de origen desconocido, que nos ayuda a reflexionar sobre estos aspectos.

SOLTARSE

SOLTARSE no es mostrarse indiferente, sino simplemente admitir que no podemos actuar en lugar de otr@

SOLTARSE no es cortar los vínculos con l@s demás, sino tomar conciencia de que no podemos controlarlos

SOLTARSE no es mostrarse pasiva@ sino, por el contrario, extraer una lección de las consecuencias inherentes a un acontecimiento

SOLTARSE es reconocer nuestra impotencia, es decir, que el resultado final no depende de nosotr@s

SOLTARSE no es ocuparse de l@s demás, sino sentirse concernid@ por ell@s 

SOLTARSE no es "asistir" sino animar

SOLTARSE no es juzgar, sino otorgar al/la otr@ el derecho a ser human@

SOLTARSE no es ocuparse de todo cuanto ocurre, sino dejar que l@s demás sean dueños de su propio destino

SOLTARSE no es mimar y proteger sino permitir a las personas que hagan frente a la realidad

SOLTARSE no es rechazar sino, por el contrario, aceptar

SOLTARSE no es hostigar, sermonear o regañar, sino tratar de desvelar nuestras propias debilidades y liberarnos de ellas

SOLTARSE no es adaptar las cosas a nuestros propios deseos, sino tomar cada día tal como viene y saber apreciarlo.

SOLTARSE no es criticar ni corregir, sino esforzarse cada cual por ser lo que sueña y desea ser

SOLTARSE no es lamentar el pasado, sino vivir y crecer para el futuro

SOLTARSE es temer menos y amar más

No hay comentarios:

Publicar un comentario