domingo, 21 de junio de 2015

No intentes entender, experimenta


I. me escribe en un 'whatsapp' un fragmento de un libro sobre meditación que le está gustando. Transcribe un párrafo y me dice que le ha costado entenderlo pero que finalmente ha captado su significado.

Le sugiero que, cuando lea sobre meditación, se quede sólo con lo que pueda entender de primeras, porque eso significa que lo ha vivido. Que intentar comprender lo que no se ha experimentado puede ser contraproducente en el sentido de generarnos unas expectativas que no harán sino echar por tierra los beneficios de la meditación.

Os dejo este extracto del libro 'El Principito' que lo explica bien y también el concepto de la aceptación y su pariente más próximo, el amor incondicional.

-"Te amo" - dijo el principito... -"Yo también te quiero" - dijo la rosa. -"No es lo mismo" - respondió él... ..."Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos. Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí. Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar." -"Ya entendí" - dijo la rosa. -" No lo entiendas, vívelo" - agregó el principito.

Clica para acceder a mi blog de coaching

No hay comentarios:

Publicar un comentario